Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2008

Placeres cotidianos

Imagen
Placeres Cotidianos es un libro de microficción publicado por la editorial "Perro Pila", de Jujuy. Quiero compartir el manifiesto de la editorial:
GRRRRRRR!
El perro pila es subterráneo, rabioso y urbano. Es, además, el nombre de nuestra editorial que busca ladrar en la siesta de Jujuy.
¿Qué línea tiene?, pregunta alguien. Ninguna, contestamos. Perro pila tiene una antilínea, o mejor: odia la poesía conformista / pegajosa / romántica / familiar que se repite entre los psicodálicos cerros que nos tocaron en suerte.
Este can calvo, oriundo de los bajos del puente Lavalle, escarba bajo la basura de la sociedad. Nunca encuentra nada que calme su hambre ancestral. Además, por el hecho de vivir en una ciudad de frontera donde pasan pocas cosas interesantes (y sí muchas cosas raras), la monotonía resultante lo obliga a hacer algo; por eso estas líneas que no son más que la marca de un territorio libre de compromisos altisonantes y búsquedas lucrativas.
EL PERRO PILA RESPIRA HONDO CUAND…

2º Congreso Colegial del Niño. Colegio “Santa Bárbara”. Jujuy.

Imagen
Cuando era así de chiquita, mi mamá me regaló un libro, chiquito como era yo. Chiquito y de tapas rojas, con dibujos que no estaban pintados y se relacionaban con lo que podía descifrar en esas palabras que a veces me resultaban muy difíciles. Pero nunca quería abandonar ese mundo para ir a buscar en el diccionario el significado de aquello que no entendía. Salir de ese mundo era como desinflar un globo ¿alguna vez lo hicieron?
Desilusiona. Sí, da risa. Pero también da mucha pena.
Yo no quería dejar de leer pero no podía entender por qué.
Mis primos y mis hermanos jugaban en el jardín, corrían y jugaban como si fueran felices; mientras yo me viajaba por mundos imaginarios que recreaba gracias a la magia de las palabras. Siempre me fascinó el poder que tienen las palabras. ¿Cómo hacían esas personas para hacer magia con las palabras? Yo quería ser como esos escritores que me permitían ingresar en mundos diferentes al mío. En ellos, podía ser pirata, bandido, capitán de barco, bailarina,…

si

Imagen
Si el médico no hubiera tenido el aniversario de sus padres y una pelea con su esposa antes de operar a mi marido, seguramente yo no sería viuda.
Si no me hubiera puesto ese vestido rojo con esos zapatos, hubiera pasado desapercibida para su mirada. Y ahora no estaría enferma de celos.
Si me hubiera quedado en casa tejiendo y viendo televisión, no habría atropellado y matado a esa linda familia.
Si la muerte hubiera respetado las vacaciones, nosotros seguiríamos vivos.

Si no existe. No hay borradores, ni vuelta a intentar.